Cómo navegar

Arrastra para ver las entradas Usa las flechas del teclado Cambia de vista

Marcosoctubre 18, 2017 4:11 pm

Marcos

por Delia

“Por fin, siendo ya adultos, Álex le había confesado que, por encima de cualquier otro, el motivo por el que le gustaban los libros era el orden que los caracterizaba: las nítidas líneas de letras negras sobre fondo blanco, su férreo paralelismo, la coherencia interna de la tipografía, los márgenes inviolados, los sencillos pero eficaces sistemas para identificar los capítulos y las notas a pie de página. […] También era aficionado al cine, donde el borde de la pantalla ponía frontera a las imágenes por desmesuradas que fueran. Al mismo tiempo, les prestaba legitimidad y atraía la atención sobre ellas. A Álex le encantaba disertar sobre el concepto de marco.”

Jon Bilbao: Estrómboli, Impedimenta

Editar, este oficio mío al que intento volver tras unos meses de baja, tiene mucho que ver con los marcos. Los editores nos ocupamos de los marcos del texto en este sentido de organización estructural al que se refiere Jon Bilbao en el estupendo cuento que da título a su último libro, Estrómboli, y también debemos estar atentos a las relaciones de significado que los marcos establecen. El famoso contexto.

En el ensayo Aragón es nuestro Ohio, el equipo Piedras de Papel explicaba la importancia de los marcos citando un estudio de Amos Tversky y Daniel Kahneman. Los investigadores piden a un grupo de estudiantes que elijan entre dos planes sanitarios para combatir una epidemia en un pueblo de 600 habitantes: con el plan A se salvan 200 personas, mientras que con el plan B hay una probabilidad de un tercio de que todos se salven y una probabilidad de dos tercios de que todos mueran. La gran mayoría de estudiantes optó por el plan A.

Sin embargo, otro grupo de estudiantes, al que se plantea el mismo problema cambiando solo la redacción de los enunciados, opta mayoritariamente por el plan B. ¿La diferencia? En vez de hacer hincapié en que con el plan A se salvan 200 personas, se decía que fallecerían 400 personas. Recordemos que es un pueblo de 600 habitantes, así que el balance es exactamente el mismo. Pero el marco ha cambiado y la información se recibe, por tanto, de forma distinta.

A la hora de editar libros de texto, especialmente, debemos ser muy cuidadosas con estos marcos. No podemos ignorar que la disposición de la información, la elección de una imagen o determinada redacción transmiten también un mensaje, y que este puede ser tan poderoso como esas palabras, negras sobre blanco, que fascinan al protagonista de Estrómboli.

[FOTO: Jessica Ruscello]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *